Skip to main content
Español

Presión arterial alta

Usted puede tener la presión arterial alta, o hipertensión, y aun así sentirse bien. Eso es debido a que la presión arterial alta no siempre causa síntomas de enfermedad que una persona pueda ver o sentir. La presión arterial alta, a veces llamada “el asesino silencioso”, es muy común en las personas mayores y es un problema de salud muy serio. Si la presión arterial alta no se controla por medio de cambios en el estilo de vida y medicamentos, puede provocar un derrame cerebral, una enfermedad del corazón, problemas de la vista, fallas en los riñones y otros problemas de salud. La presión arterial alta también puede causar dificultades para respirar o fatiga prematura al hacer actividades físicas o ejercicios livianos.Older man having his blood pressure taken by a nurse

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce contra las paredes arteriales. Cuando el médico mide la presión arterial, el resultado se registra con dos números. El primer número, llamado presión arterial sistólica, es la presión causada cuando el corazón se contrae y empuja la sangre hacia afuera. El segundo número, llamado presión arterial diastólica, es la presión que ocurre cuando el corazón se relaja y se llena de sangre. El resultado de la medición de la presión arterial usualmente se expresa colocando el número de la presión arterial sistólica sobre el número de la presión arterial diastólica, por ejemplo, 138/72.

¿Tengo la presión arterial alta?

Una de las razones para visitar al médico regularmente es hacerse chequeos de la presión arterial. Los chequeos rutinarios de la presión arterial ayudarán a identificar tempranamente una elevación de la presión arterial aun si usted se siente bien. Si hay indicación de que la presión arterial está alta en dos o más chequeos, es posible que el médico le pida que se mida la presión arterial en casa a diferentes horas del día. Si la presión se mantiene alta, incluso cuando usted está relajado, el médico podría sugerirle ejercicios, cambios en su dieta y, más probablemente, medicamentos.

¿Qué pasa si solamente el primer número de la presión arterial es alto?

En las personas mayores, a menudo el primer número (sistólico) es 140 o más alto, pero el segundo número (diastólico) es menos de 90. Este problema se llama hipertensión sistólica aislada, la cual se debe al endurecimiento relacionado con la edad de las arterias principales. Es la forma más común de presión arterial alta en las personas mayores y puede resultar en serios problemas de salud. La hipertensión sistólica aislada se trata de la misma manera que la presión arterial alta corriente, pero es posible que el tratamiento requiera más de un tipo de medicamento para la presión arterial. Si el médico determina que su presión sistólica está por encima del nivel normal para su edad, pregunte cómo puede bajarla.

Algunos de los riesgos de desarrollar presión arterial alta no pueden cambiarse

Cualquier persona puede desarrollar presión arterial alta. Sin embargo, algunas personas tienen mayor probabilidad de desarrollarla debido a factores que no pueden cambiar. Estos factores son:

  • Edad. El riesgo de tener presión arterial alta aumenta a medida que una persona va envejeciendo.
  • Género. Antes de los 55 años de edad, los hombres tienen mayor probabilidad que las mujeres de tener presión arterial alta. Las mujeres tienen más probabilidad de tener presión arterial alta después de la menopausia.
  • Historial familiar. La presión arterial alta tiende a ser congénita en algunas familias.
  • Raza. Los afro-americanos tienen mayor riesgo de padecer de presión arterial alta.

¿Cómo puedo controlar mi presión arterial?

La presión arterial alta es muy común en las personas mayores. El sistema vascular cambia a medida que las personas van envejeciendo. Las arterias se endurecen, de modo que la presión arterial sube. Esto es cierto incluso para las personas que tienen hábitos que benefician la salud del corazón. La buena noticia es que la presión arterial puede ser controlada en la mayoría de las personas.

Hay muchos cambios en el estilo de vida que usted puede hacer para reducir el riesgo de tener presión arterial alta:

  • Mantenga un peso saludable. El sobrepeso aumenta el riesgo de tener presión arterial alta. Pregúntele al médico si usted necesita perder peso.
  • Haga ejercicio todos los días. El ejercicio moderado puede reducir el riesgo de tener presión arterial alta. Establezca algunas metas para hacer ejercicios de manera segura y gradualmente lograr hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio al día la mayoría de los días de la semana. Consulte con el médico antes de comenzar un plan de ejercicios si tiene problemas de salud que no están siendo tratados. Puede encontrar más información sobre el ejercicio y la actividad física en nia.nih.gov/go4life.
  • Consuma una dieta saludable. Una dieta rica en frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa puede ayudar a bajar la presión arterial.
  • Reduzca el consumo de sal. A medida que va envejeciendo, el cuerpo y la presión arterial se vuelven más sensibles a la sal (sodio), así que puede ser necesario determinar cuánta sal contiene su dieta. La mayoría de la sal proviene de alimentos procesados (por ejemplo, sopas y productos horneados). Una dieta baja en sal, tal como la dieta DASH, puede ayudar a bajar la presión arterial. Hable con el médico sobre cómo consumir menos sal.
  • Beba menos alcohol. El consumo de alcohol puede afectar la presión arterial. Dependiendo del tamaño y peso, una persona no debería beber más de 1-2 bebidas al día para bajar el riesgo de desarrollar presión arterial alta.
  • No fume. Fumar aumenta el riesgo de desarrollar presión arterial alta, una enfermedad del corazón, un derrame cerebral y otros problemas de salud. Si usted fuma, deje de hacerlo. Nunca es tarde para dejar de fumar y los beneficios para la salud de dejar de fumar se pueden notar a cualquier edad.
  • Duerma bien por la noche. Dígale a su médico si a usted le han dicho que ronca o que suena como que deja de respirar por momentos cuando duerme. Esto puede ser una señal de un problema llamado apnea del sueño. Obtener tratamiento para la apnea del sueño y dormir bien por la noche pueden ayudar a bajar la presión arterial.
  • Controle el estrés. Relajarse y enfrentarse adecuadamente a los problemas puede bajar la presión arterial.

Si estos cambios en su estilo de vida no le bajan la presión arterial a un nivel seguro, el médico también le recetará medicamentos. Tal vez tenga que probar varios tipos o combinaciones de medicamentos antes de encontrar un plan que funcione de la mejor manera para usted. Los medicamentos pueden controlar su presión arterial, pero no la pueden curar. Probablemente usted tendrá que tomar medicamentos por el resto de su vida. Planee conjuntamente con el médico cómo controlar su presión arterial.

Datos sobre la presión arterial alta

La presión arterial alta es algo serio porque puede llevar a grandes problemas de salud. Asegúrese de informarse sobre lo que la presión arterial debe medir y recuerde:

  • Puede que la presión arterial alta no le haga sentirse enfermo, pero es una condición seria. Consulte a un médico para tratarla.
  • Usted puede bajar la presión arterial cambiando sus hábitos diarios y, si es necesario, tomando medicamentos.
  • Si usted toma un medicamento para la presión arterial alta, hacer algunos cambios en su estilo de vida puede ayudar a reducir la dosis que necesita.
  • Si usted toma un medicamento para la presión arterial alta y su presión arterial baja, significa que el medicamento y los cambios en su estilo de vida están funcionando. Si otro médico le pregunta si usted padece de presión arterial alta, la respuesta es: “Sí, pero me la estoy tratando”.
  • Infórmele a su médico sobre todos los medicamentos que usted toma. No olvide mencionarle los medicamentos de venta libre, las vitaminas y los suplementos dietéticos. Estos pueden afectar la presión arterial. También pueden cambiar la efectividad de los medicamentos para la presión arterial.
  • Las píldoras para la presión arterial deben ser tomadas a la misma hora cada día. Por ejemplo, tome su medicamento por la mañana con el desayuno o por la noche después de cepillarse los dientes. Si usted olvida tomarse una dosis del medicamento, no doble la dosis al día siguiente.
  • No tome más cantidad de medicamento para la presión arterial que la que el médico le recetó. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico le diga que deje de tomarlo. No se salte un día ni tome solamente media píldora. Recuerde reabastecer su medicamento antes que se le acaben las píldoras. Si no tiene suficiente dinero para pagar por sus medicamentos, hable con su médico o farmacéutico.
  • Antes de someterse a una cirugía, pregunte a su médico si debe tomar su medicamento para la presión arterial ese día.
  • Levántese lentamente cuando ha estado sentado o acostado y permanezca de pie unos momentos antes de empezar a caminar. Esto permite que la presión arterial se ajuste antes de empezar a caminar y puede ayudar a prevenir mareos, desmayos o una caída.

Si el médico le pide que se tome la presión arterial en la casa, mantenga en mente lo siguiente:

  • Hay a la venta muchos aparatos para monitorear la presión arterial en la casa. Pregúntele al médico, enfermero o farmacéutico cuál monitor necesita usted y cómo usarlo. Lleve consigo su monitor cuando visite el consultorio del médico para asegurarse que el aparato está funcionando correctamente.
  • Evite fumar, hacer ejercicios y consumir cafeína 30 minutos antes de medirse la presión arterial.
  • Asegúrese que está sentado con los pies en el suelo y sin cruzarlos, y que su espalda está apoyada contra algo.
  • Relájese en silencio por 5 minutos antes de medirse la presión arterial.
  • Mantenga una lista de los números obtenidos cuando se mide la presión arterial, la hora en que se midió la presión arterial y cuándo se tomó el medicamento para la presión arterial (si toma medicamento). Comparta esta información con el médico, asistente médico o enfermero.

Lea sobre este tema en inglés. Read about this topic in English.

Para más información 

American Heart Association
(Asociación Americana del Corazón)

1-800-242-8721 (línea gratis)
inquiries@heart.org
www.heart.org

National Heart, Lung, and Blood Institute
(Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre)

1-301-592-8573
nhlbiinfo@nhlbi.nih.gov
www.nhlbi.nih.gov
www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/alfabetico

National Library of Medicine
Medline Plus
(Biblioteca Nacional de Medicina Medline Plus)

www.medlineplus.gov
www.medlineplus.gov/spanish

Smokefree60+
National Cancer Institute
Libre de humo 60+
(Instituto Nacional sobre el Cáncer)

1-877-448-7848
(1-877-44U-QUIT/línea gratis)
cancergovstaff@mail.nih.gov
www.60plus.smokefree.gov
www.espanol.smokefree.gov