Skip to main content
Español

Datos factuales sobre el envejecimiento y el alcohol

Estas son historias comunes. Lo cierto es que las familias, los amigos y los proveedores de servicios de salud a menudo descuidan sus preocupaciones sobre las personas mayores que beben. A veces, los problemas con el alcohol en las personas mayores se confunden con otros trastornos relacionados con el envejecimiento, por ejemplo, un problema con el equilibrio. Pero la manera en la que el cuerpo maneja el alcohol puede cambiar con la edad. Usted puede tener los mismos hábitos de beber, pero su cuerpo ha cambiado.Una persona mayor

El alcohol puede actuar de manera diferente en las personas mayores que en las personas más jóvenes. Algunas personas mayores pueden sentirse "drogadas o eufóricas" sin aumentar la cantidad de alcohol que beben. Esa sensación puede hacer que tengan mayor probabilidad de tener accidentes, inclusive caídas y fracturas y accidentes automovilísticos. Además, las mujeres mayores son más sensibles que los hombres a los efectos del alcohol.

Beber demasiado alcohol durante mucho tiempo puede:

  • Conducir a algunos tipos de cáncer, daños al hígado, trastornos del sistema inmunológico y daños cerebrales
  • Empeorar algunas condiciones de salud como la osteoporosis, diabetes, presión arterial alta, derrame cerebral, úlceras, pérdida de memoria y trastornos del estado de ánimo
  • Dificultar que los médicos identifiquen y traten algunos problemas médicos. Por ejemplo, el alcohol causa cambios en el corazón y en los vasos sanguíneos. Estos cambios pueden opacar el dolor que podría ser una señal de advertencia de un ataque al corazón.
  • Causar que algunas personas mayores sufran olvido y confusión. Estos síntomas pueden confundirse con signos de la enfermedad de Alzheimer.

Cómo el alcohol afecta la seguridad

Beber incluso una pequeña cantidad de alcohol puede conducir a situaciones peligrosas o incluso mortales. Beber puede afectar el juicio, la coordinación y el tiempo de reacción de una persona. Esto aumenta el riesgo de caídas, accidentes domésticos y choques automovilísticos. El alcohol es un factor en 30 por ciento de los suicidios, en 40 por ciento de los choques automovilísticos y quemaduras, en 50 por ciento de los ahogos y homicidios, y en 60 por ciento de las caídas. Las personas que planean conducir, usar maquinaria o realizar otras actividades que requieren atención, habilidad o coordinación no deben beber.

En los adultos mayores, demasiado alcohol puede provocar problemas de equilibrio y caídas, lo cual puede ocasionar fracturas de cadera o brazo y otras lesiones. Las personas mayores tienen huesos más delgados que las personas más jóvenes, por lo que sus huesos se quiebran más fácilmente. Los estudios demuestran que la tasa de fracturas de cadera en adultos mayores aumenta con el consumo de alcohol.

Los adultos de todas las edades que beben y conducen tienen un mayor riesgo de tener accidentes de tránsito y problemas relacionados que aquellos que no beben. Beber hace que los tiempos de reacción y la coordinación sean más lentos e interfiere con el movimiento de los ojos y el procesamiento de la información. Las personas que beben incluso una cantidad moderada pueden tener accidentes de tránsito, lo que posiblemente les cause lesiones o la muerte a ellos mismos y a otras personas. Incluso sin alcohol, el riesgo de accidentes automovilísticos aumenta a partir de los 55 años de edad. Además, los conductores mayores tienden a sufrir daños más graves en los accidentes automovilísticos que los conductores más jóvenes. El alcohol aumenta estos riesgos relacionados con la edad.

Además, el uso indebido y el abuso de alcohol pueden causar tensión en las relaciones con los miembros de la familia, los amigos y otros. En su punto extremo, beber en exceso puede contribuir a la violencia doméstica y al abuso o negligencia infantil. El consumo de alcohol a menudo está involucrado cuando las personas se vuelven violentas, así como cuando son atacadas violentamente. Si siente que el alcohol está poniéndolo en peligro a usted u a otra persona, llame al 911 u obtenga otro tipo de ayuda inmediatamente.

Lea sobre este tema en inglés. Read about this topic in English.

Para más información

Oficina de Servicios Mundiales de Al-Anon
1-757-563-1600
http://al-anon.org/inicio

Alcohólicos Anónimos
1-212-870-3400
http://www.aa.org/pages/es_ES