Skip to main content
Español

Vídeo: Cómo cambia la enfermedad de Alzheimer al cerebro

Transcripción

En las personas sanas, todas las sensaciones, movimientos, pensamientos, recuerdos y sentimientos son el resultado de señales que pasan a través de miles de millones de células nerviosas en el cerebro llamadas neuronas. Las neuronas se comunican constantemente entre sí a través de cargas eléctricas que viajan a lo largo de los axones, provocando la liberación de sustancias químicas que cruzan pequeños espacios a las neuronas vecinas. Otras células en el cerebro, como los astrocitos y las microglías, eliminan los desechos y ayudan a mantener sanas a las neuronas. En una persona con la enfermedad de Alzheimer, la forma más básica de demencia, los cambios tóxicos en el cerebro destruyen este equilibrio saludable.

Estos cambios pueden ocurrir años, incluso décadas, antes de los primeros indicios de demencia. Los investigadores consideran que este proceso abarca dos proteínas llamadas beta-amiloide y tau, que de alguna manera se vuelven tóxicas para el cerebro. Parece que la proteína tau anómala se acumula y con el tiempo forma ovillos dentro de las neuronas. Y las beta-amiloides se agrupan en placas, que se acumulan lentamente entre las neuronas. A medida que el nivel de amiloides alcanza un punto crítico, hay una propagación rápida de tau por todo el cerebro. Pero puede que las proteínas tau y beta-amiloide no sean los únicos factores que afectan la enfermedad de Alzheimer.

Con el tiempo, otros cambios que afectan el cerebro también pueden desempeñar alguna función. El sistema vascular puede no enviar suficiente sangre y nutrientes al cerebro. El cerebro puede carecer de la glucosa necesaria para impulsar su actividad. La inflamación crónica se establece cuando las células microgliales no pueden eliminar los desechos y los astrocitos reaccionan a las microglías alteradas.

Finalmente, las neuronas pierden su capacidad de comunicarse. A medida que las neuronas mueren, el cerebro se encoge, comenzando en el hipocampo, una parte del cerebro importante para el aprendizaje y la memoria. Las personas pueden comenzar a experimentar pérdida de memoria, dificultad para tomar decisiones y problemas de lenguaje. A medida que mueren más neuronas en todo el cerebro, una persona con Alzheimer poco a poco va perdiendo la capacidad de pensar, recordar, tomar decisiones y funcionar de manera independiente.

Es esencial lograr una comprensión más a fondo de los mecanismos moleculares y celulares, y cómo pueden interactuar, para poder desarrollar terapias eficaces. Se ha avanzado mucho en la identificación de varios factores subyacentes. Los avances en las imágenes cerebrales nos permiten ver la evolución de las placas y ovillos en el cerebro vivo. Los biomarcadores en sangre y en líquido ofrecen conocimientos sobre cuándo comienza la enfermedad y cómo avanza.

También se sabe más sobre las bases genéticas de la enfermedad y cómo pueden afectar algunas vías biológicas particulares. Estos avances permiten desarrollar y poner a prueba nuevas terapias prometedoras, que incluyen medicamentos que reducen o eliminan el aumento de las proteínas tau y amiloides en el cerebro, terapias dirigidas al sistema vascular, el metabolismo de la glucosa y la inflamación; e intervenciones en el estilo de vida como ejercicio o dieta; y enfoques conductuales como la interacción social, que pueden mejorar la salud del cerebro. Las investigaciones avanzan rápidamente, por lo que cada vez más nos acercamos al día en que podremos retrasar, o incluso prevenir, la devastación que origina la demencia.

Vea información sobre la investigación y estudios clínicos para aprender más sobre cómo participar en la investigación de la enfermedad de Alzheimer.

Vea el video en inglés. Watch the video in English.

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud, ofrece la información contenida en este documento, la cual ha sido revisada por sus científicos y otros expertos para asegurarse de que sea precisa y esté actualizada.