Skip to main content
Español

Planificación legal y financiera para personas con demencia

Muchas personas no están preparadas para enfrentar las consecuencias legales y financieras de una enfermedad grave como la enfermedad de Alzheimer o una demencia relacionada. Los expertos legales y médicos alientan a las personas a quienes recientemente se les ha diagnosticado una enfermedad grave, en especial si es una que se prevé que ocasionará un deterioro en la salud mental o física, a que examinen y pongan al día sus asuntos financieros y de cuidados de la salud lo antes posible. Hay documentos legales y financieros básicos (como un testamento, un fideicomiso en vida y las directivas anticipadas) que están disponibles para garantizar que se lleven a cabo las decisiones financieras y de atención médica en la etapa tardía o al final de la vida de esa persona.

Un hombre mayor con demencia que mira a unos documentos financieros y legales con una señora mayor sentada a su lado que le conversa.Una complicación de las enfermedades como la del Alzheimer y las demencias relacionadas es que la persona puede carecer o perder gradualmente la capacidad de pensar con claridad. Este cambio afecta su capacidad para tomar decisiones y participar en la planificación legal y financiera.

A menudo, las personas en la etapa inicial de la enfermedad de Alzheimer o una demencia relacionada pueden comprender muchos aspectos y consecuencias de la toma de decisiones legales. Sin embargo, los expertos legales y médicos afirman que hay muchas formas de planificación que pueden ayudar a esa persona y a su familia a abordar los problemas actuales y planificar los próximos pasos, incluso si a la persona se le diagnostica demencia en una etapa posterior.

Hay buenas razones para contratar a un abogado para preparar sus documentos de planificación anticipada. Por ejemplo, un abogado puede ayudar a interpretar las diferentes leyes estatales y sugerir formas de garantizar que se cumplan los deseos de la persona y su familia. Es importante comprender que las leyes varían según el estado y que los cambios en la situación de una persona, por ejemplo, un divorcio, un traslado a otro lugar de residencia o la muerte de un familiar, pueden influir en la forma en que se preparan y se mantienen los documentos. Los cambios importantes en la vida también pueden significar que un documento se deba revisar para que siga siendo válido.

Documentos para la planificación legal, financiera y de cuidados de la salud

Las familias que comienzan el proceso de planificación legal deben conversar sobre la forma que van a abordar el proceso, lo que quieren que suceda y los documentos legales que necesitarán. Dependiendo de la situación familiar y las leyes estatales pertinentes, un abogado puede presentar una variedad de documentos para ayudar en este proceso, incluidos algunos que informan sobre los:

  • Deseos de atención médica de alguien que ya no puede tomar decisiones sobre sus cuidados de la salud.
  • Deseos de gestión financiera y planificación patrimonial de alguien que ya no puede tomar decisiones financieras.

Aprenda cómo poner sus asuntos en orden.

Directivas anticipadas para la atención médica de personas con demencia

Las directivas anticipadas para atención médica son documentos que comunican los deseos de una persona para los cuidados de la salud. Las directivas anticipadas entran en vigencia después de que la persona ya no puede tomar decisiones por sí misma. En la mayoría de los casos, estos documentos deben elaborarse mientras la persona está legalmente capacitada para ejecutarlos. Las directivas para la atención médica pueden incluir lo siguiente:

Un poder notarial duradero para la atención médica asigna a alguien, conocido como apoderado legal, la autoridad de tomar decisiones con respecto a la salud de una persona con demencia cuando esta ya no puede hacerlo.

En un testamento vital o testamento en vida se toma nota de los deseos de una persona de recibir tratamiento médico cerca del final de su vida o si la persona está permanentemente inconsciente y no puede tomar decisiones sobre tratamiento de emergencia.

Una orden de no resucitar (DNR, por sus siglas en inglés) instruye al personal médico a que no realice resucitación cardiopulmonar (RCP) si el corazón de la persona se detiene o si deja de respirar. Un médico firma la orden de no resucitar y se incluye en el historial clínico de la persona.

Resumen de los documentos médicos
Documento médico Para qué sirve
Poder notarial duradero para la atención médica Da a la persona designada la autoridad de tomar decisiones con respecto a la salud de la persona con demencia.
Testamento vital Describe e instruye cómo y cuándo la persona desea ciertos tipos de atención médica al final de la vida.
Orden de no resucitar Indica al personal médico que no realicen resucitación cardiopulmonar en caso de un paro cardíaco o si la persona deja de respirar.

Además de estos documentos, puede haber otros para procedimientos médicos específicos, incluyendo la donación de órganos y tejidos (en inglés), diálisis, la donación del cerebro y transfusiones de sangre. Para obtener más información sobre las directivas anticipadas para la atención médica, consulte la sección sobre la planificación anticipada para los cuidados de salud.

Directivas anticipadas para la gestión financiera y patrimonial

Se deben establecer directivas anticipadas para la gestión financiera y patrimonial mientras la persona con Alzheimer o alguna demencia relacionada tenga "capacidad legal" para tomar decisiones por sí misma, lo que significa que aún puede comprender las decisiones y lo que podrían significar. Estas directivas pueden incluir lo siguiente:

Un poder notarial duradero para las finanzas, que nombra a alguien para que tome decisiones financieras cuando la persona con Alzheimer o una demencia relacionada ya no pueda hacerlo. Este poder puede ayudar a evitar procesos judiciales que puedan quitarle el control de los asuntos financieros.

Un testamento, que indica cómo se distribuirán los bienes y el patrimonio de una persona después de su muerte. También puede especificar:

  • arreglos para el cuidado de niños, adultos dependientes o mascotas;
  • donativos;
  • fideicomisos para administrar el patrimonio;
  • arreglos de funeral o del entierro.

Los expertos médicos y legales aconsejan a las personas recién diagnosticadas con Alzheimer o alguna demencia relacionada y a sus familias que hagan un testamento o que actualicen el que ya tienen apenas les sea posible después del diagnóstico.

Un fideicomiso en vida, que se ocupa de la administración del dinero y los bienes o propiedades mientras la persona con la enfermedad de Alzheimer o demencia aún vive. El testamento vital contiene instrucciones sobre el patrimonio de la persona y designa a alguien, llamado fideicomisario, para que se encargue de los títulos de propiedad y el dinero en nombre de la persona con demencia. Siguiendo las instrucciones del testamento vital, el fideicomisario puede pagar facturas o tomar otras decisiones financieras y de los bienes cuando la persona con demencia ya no pueda administrar sus asuntos.

Un fideicomiso en vida puede:

  • abarcar una gran variedad de bienes (incluidos automóviles, casas, joyas, bonos, efectivo, etc.);
  • ofrecer un plan detallado para la transferencia o venta de los bienes;
  • evitar el gasto y la demora de la legalización testamentaria (conocido como probate en inglés), que es el proceso en el que los tribunales establecen la validez de un testamento;
  • indicar cómo se deben distribuir los bienes y los fondos cuando fallezca el último beneficiario.
Resumen de los documentos legales y financieros
Documento legal o financiero Para qué sirve
Poder notarial duradero para las finanzas Da a la persona designada la autoridad o poder para tomar decisiones legales y financieras en nombre de la persona con demencia.
Testamento Indica cómo se distribuyen los bienes y el patrimonio de una persona después de su muerte.
Fideicomiso en vida Otorga a la persona designada (fideicomisario) la autoridad para retener y distribuir los bienes y el dinero en nombre de la persona con Alzheimer o una demencia relacionada.

¿Dónde puedo obtener ayuda con la planificación legal y financiera?

Los proveedores de atención médica no pueden actuar como asesores legales o financieros, pero pueden fomentar las conservaciones sobre la planificación en estas áreas entre los pacientes y sus familias. Los médicos también pueden orientar a los pacientes, las familias, el equipo de atención médica, los abogados y los jueces con respecto a la capacidad del paciente para tomar decisiones. A través de Medicare, se puede consultar gratis a un médico sobre las decisiones para la planificación anticipada de los cuidados de la salud, durante la visita de bienestar anual. El seguro médico privado también puede incluir estas consultas.

Un abogado especializado en derecho de la tercera edad ayuda a las personas mayores y a sus familias a interpretar las leyes estatales, planificar cómo se cumplirán sus deseos, comprender las opciones financieras y aprender a preservar los bienes financieros.

Es una buena idea preguntar sobre los honorarios del abogado antes de programar una cita. Hay dos asociaciones de abogados, la National Academy of Elder Law Attorneys  (en inglés) y la American Bar Association (en inglés), que pueden ayudar a las familias a encontrar abogados competentes. Además, un colegio de abogados local puede ayudar a identificar opciones de asistencia jurídica gratuita. Consulte los recursos al final de este artículo para obtener más información.

Los administradores de cuidados geriátricos son trabajadores sociales o enfermeros debidamente capacitados que pueden ayudar a las personas con demencia y a sus familias. Lea más sobre los administradores de atención geriátrica (en inglés).

Consejos para la planificación anticipada para personas con demencia

Comience las conversaciones temprano. El ritmo al que un paciente con demencia se va deteriorando varía según cada persona con esta enfermedad, pero su capacidad para participar en la planificación de diversas áreas de su vida disminuirá con el tiempo. Las personas en las primeras etapas de la enfermedad pueden comprender los problemas, pero también pueden estar a la defensiva, sentirse frustradas o ser emocionalmente incapaces de enfrentar preguntas difíciles. La persona puede incluso estar en un estado de negación o no estar lista para enfrentar su diagnóstico. Esto es normal. Sea paciente y busque ayuda externa de un abogado o un administrador de atención geriátrica, si es necesario. Recuerde que no todas las personas reciben el diagnóstico de demencia en su etapa inicial. Es posible que la toma de decisiones ya sea difícil para la persona cuando se le diagnostique demencia.

Reúna los documentos importantes. Cuando surge una emergencia o cuando la persona con demencia ya no puede administrar sus propios asuntos, los miembros de la familia o un apoderado legal necesitarán acceso a documentos importantes, como el testamento vital o los documentos financieros. Para asegurarse de que se cumplan los deseos de la persona con demencia, guarde los documentos importantes en un lugar seguro y deles copias a los familiares u otra persona de confianza. Un abogado también puede quedarse con una copia de estos documentos.

Revise los planes con cierta regularidad. Los cambios en las situaciones personales (como un divorcio, un traslado a otro lugar de residencia o una muerte en la familia) o en las leyes estatales pueden afectar la forma en que se elaboran y mantienen los documentos legales. Revise los planes regularmente y actualice los documentos según sea necesario.

Reducir el grado de ansiedad sobre los arreglos funerarios y del entierro. La planificación anticipada del funeral y del entierro puede brindar una sensación de paz y reducir el grado de ansiedad, tanto para la persona con demencia como para su familia.

Recursos para la planificación legal y financiera para familias de bajos recursos

Las familias que no pueden pagar los servicios de un abogado también pueden planificar el futuro. Hay ejemplos de documentos básicos (en inglés) disponibles en línea para la planificación de la salud. Los funcionarios de la Agencia sobre el Envejecimiento de su área (en inglés) pueden brindar asesoramiento o ayuda legal. Otras posibles fuentes de asistencia legal y referencias incluyen las oficinas estatales de asistencia legal, los colegios de abogados estatales, las organizaciones locales sin fines de lucro, las fundaciones y las agencias de servicios sociales.

Read about this topic in English. Lea sobre este tema en inglés.

Para más información

NIA Alzheimer’s and related Dementias Education and Referral (ADEAR) Center
(Centro de Educación y Referencia Sobre el Alzheimer y las Demencias Relacionadas)

800-438-4380 (línea gratis)
adear@nia.nih.gov
www.nia.nih.gov/health/alzheimers (en inglés)
www.nia.nih.gov/health/spanish/alzheimer (en español)


El Centro ADEAR del Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento ofrece información y publicaciones impresas gratuitas sobre la enfermedad de Alzheimer y las demencias relacionadas para familias, cuidadores y profesionales de la salud. El personal del Centro ADEAR responde a las solicitudes hechas por teléfono, por correo electrónico y por escrito, y dirige a las personas hacia recursos locales y nacionales.

AARP
888-687-2277 (toll-free)
877-434-7598 (TTY/toll-free)
877-342-2277 (español/línea gratis)
866-238-9488 (TTY español/línea gratis)
member@aarp.org
www.aarp.org (en inglés)
www.aarp.org/espanol (en español)

CaringInfo
National Hospice and Palliative Care Organization

(Organización Nacional de Hospicios y Cuidado Paliativo)
800-658-8898 (línea gratis)
caringinfo@nhpco.org
www.caringinfo.org (en inglés)

Centers for Medicare & Medicaid Services
(Centros de Servicios de Medicare y Medicaid)
800-633-4227 (línea gratis)
877-486-2048 (TTY/línea gratis)

www.medicare.gov
https://es.medicare.gov

Consumer Financial Protection Bureau
(Oficina para la Protección Financiera del Consumidor)
Office for Older Americans
(Oficina para Estadounidenses Mayores)
855-411-2372 (línea gratis)
855-729-2372 (TTY/línea gratis)
olderamericans@cfpb.gov
www.consumerfinance.gov/practitioner-resources/resources-for-older-adults/ (en inglés)
www.consumerfinance.gov/es (en español)

Eldercare Locator
(Localizador de Servicios Para Personas Mayores)
800-677-1116 (línea gratis)
eldercarelocator@n4a.org
https://eldercare.acl.gov (en inglés)

Financial Literacy and Education Commission
(Comisión de Educación y Alfabetización Financiera)
U.S. Department of the Treasury
(Departamento del Tesoro de los Estados Unidos)
800-333-4636 (800-FED-INFO)
www.mymoney.gov (en inglés)
www.mymoney.gov/es (en español)

National Academy of Elder Law Attorneys
(Academia Nacional de Abogados en Derecho de la Tercera Edad)
703-942-5711
naela@naela.org
www.naela.org (en inglés)

National Elder Law Foundation
(Fundación Nacional sobre Derecho de la Tercera Edad)
520-881-1076
info@nelf.org
www.nelf.org (en inglés)

OrganDonor.gov
(Organización Gubernamental sobre Donación de Órganos)
Health Resources & Services Administration
(Administración de Recursos y Servicios de Salud)
www.organdonor.gov (en inglés)
https://donaciondeorganos.gov/ (en español)

U.S. Department of Justice
(Departamento de Justicia de los Estados Unidos)
202-514-2000
800-877-8339 (TTY/línea gratis)
elder.justice@usdoj.gov
www.justice.gov/elderjustice (en inglés)
www.justice.gov/elderjustice/roadmap (en inglés)
www.justice.gov/elderjustice-espanol (en español)
www.justice.gov/elderjustice-espanol/abuso-financiero (en español)

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud, ofrece la información contenida en este documento, la cual ha sido revisada por sus científicos y otros expertos para asegurarse de que sea precisa y esté actualizada.