Skip to main content
Español

Qué hacer cuando alguien muere

No se debe hacer nada inmediatamente después de la muerte de una persona. Tómese el tiempo que necesite. Algunas personas quieren quedarse en la habitación con el cuerpo; otras prefieren irse. Quizás quiera que alguien se asegure de que el cuerpo esté acostado recto antes de que las articulaciones se pongan rígidas. Este proceso de endurecimiento comienza durante las primeras horas después de la muerte.

El viento sopla las semillas de una flor de diente de león.Después de la muerte, el tiempo que pueda permanecer con el cuerpo puede depender de dónde ocurra la muerte. Si la persona muere en casa (en inglés), no es necesario mover el cuerpo de inmediato. Este es el momento para poder observar cualquier costumbre religiosa, étnica o cultural especial que se realiza poco después de la muerte.

Si es probable que la muerte ocurra en un centro de atención, como un asilo de ancianos o un hospital (en inglés), y de ser posible, hable con el personal desde un principio sobre cualquier costumbre o ritual importante. Eso les permitirá planificar para que pueda pasar el tiempo adecuado con el difunto.

Algunas familias quieren un tiempo para sentarse tranquilamente acompañando al difunto, consolarse y tal vez compartir recuerdos. Podría pedirle a un miembro de su comunidad religiosa o un consejero espiritual que venga. Si tiene una lista de personas a las que debe notificar, este es el momento de llamar a quienes quieran ver al difunto antes de que se lleven el cuerpo.

Obtenga una declaración legal de

Tan pronto como sea posible, alguien con autoridad, como un médico en un hospital o una casa de convalecencia, o una enfermera de cuidados paliativos debe oficialmente declarar la muerte y después llenar los formularios que certifican la causa, la hora y el lugar de la muerte. Esto permitirá la elaboración de un certificado de defunción oficial. Este formulario legal es necesario por muchas razones, incluidos los seguros de vida y cuestiones financieras y de propiedad.

Haga los arreglos para después de la muerte

Si la persona estaba en un hospicio, allí ya tendrán listo un plan sobre lo que sucederá después de la muerte. Si la muerte ocurre en casa, sin cuidados paliativos, intente preguntar con anterioridad al médico, médico forense local, su departamento de salud local o un representante de la funeraria sobre cómo proceder. También puede considerar hacer el funeral en su casa, lo que es legal en la mayoría de los estados.

Se debe hacer arreglos para recoger el cuerpo tan pronto como la familia esté lista y según lo que exigen las leyes locales. La funeraria o, en la mayoría de los estados, la propia familia puede encargarse de estos arreglos. Si la muerte ocurre en un hospital o una casa de convalecencia, estos lugares pueden ayudar con los arreglos. Si la persona muere en casa, usted deberá comunicarse directamente con la funeraria y hacer los arreglos necesarios o pedirle a un amigo o familiar que los haga por usted.

El médico puede preguntarle si desea que se le haga una autopsia al difunto. Este es un procedimiento médico realizado por un médico especialmente capacitado para obtener más información sobre la causa de la muerte. Por ejemplo, si se cree que la persona que murió tenía la enfermedad de Alzheimer, una autopsia del cerebro permitirá un diagnóstico definitivo. Si su religión o cultura se opone a las autopsias, hable con el médico. Algunas personas que planean un funeral con ataúd abierto se preocupan por hacerle una autopsia al difunto, pero los signos físicos de una autopsia generalmente se ocultan con la ropa y otras técnicas de preparación del cuerpo.

Qué hacer durante las semanas siguientes a la muerte

Durante las próximas semanas, quizás quiera notificar a algunos lugares sobre la muerte de su ser querido. Estos pueden incluir:

  • La Administración del Seguro Social. Si el difunto estaba recibiendo beneficios del Seguro Social, se deben suspender los cheques.
  • Compañías de seguros de vida. Necesitará un certificado de defunción y los números de pólizas para hacer cualquier reclamo.
  • Agencias de crédito. Para evitar el robo de identidad, querrá enviar copias del certificado de defunción a tres empresas importantes: Equifax, Experian y TransUnion.
  • Bancos e instituciones financieras. Si su ser querido dejó una lista de cuentas y contraseñas, será mucho más fácil cerrar o cambiar cuentas. Si no dejó una lista, usted necesitará una copia del certificado de defunción.

Read about this topic in English. Lea sobre este tema en inglés.

Para más información

AARP
888-687-2277 (toll-free)
877-434-7598 (TTY/toll-free)
877-342-2277 (español/línea gratis)
866-238-9488 (TTY español/línea gratis)
member@aarp.org
www.aarp.org (en inglés)
www.aarp.org/espanol (en español)

Donate Life
(Done Vida)
804-377-3580
donatelifeamerica@donatelife.net
www.donatelife.net (en inglés)
https://www.donatelife.net/es/done-vida/ (en español)

The Living Bank
(El Banco de Vida)
800-528-2971
info@livingbank.org
www.livingbank.org

Social Security Administration
(Administración del Seguro Social)

800-772-1213 (línea gratis)
800-325-0778 (TTY/línea gratis)
www.ssa.gov
www.ssa.gov/espanol

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud, ofrece la información contenida en este documento, la cual ha sido revisada por sus científicos y otros expertos para asegurarse de que sea precisa y esté actualizada.