ARCHIVED= ¿Qué puedo hacer? | National Institute on Aging

Conversando con su médico

¿Qué puedo hacer?

Consejos para lograr una comunicación efectiva con su médico

Un plan básico le permitirá comunicarse mejor con su médico, ya sea un nuevo médico o un profesional con el que usted haya estado viéndose por cierto tiempo. Los siguientes consejos podrán ayudarle a establecer una buena comunicación entre usted y su médico después que hayatenido su primera cita.

Prepárese para la consulta

Consejos que debe considerar si quiereutilizar un intérprete:

  • Si es posible, seleccione a alguien con quien usted se pueda sentir cómodo hablando de sus síntomas o condición. Por ejemplo, puede que no quiera que sean sus hijos quienes interpreten una conversación entre usted y su médico sobre su sexualidad.
  • Considere conversar o avisarle a su intérprete sobre sus preocupaciones médicas antes de la próxima cita con su médico.
  • Utilice términos comunes y básicos en español para describir sus síntomas, si el intérprete no es de su misma nacionalidad.
  • Asegúrese que el intérprete entienda sus síntomas o condición antes de que él o ella comunique su mensaje al médico. Confusiones o mal entendidos pueden hacer que su médico le prescriba la receta médica equivocada.
  • Dígale a su intérprete cada vez que no entienda algo que él o ella dijo, aún si le toma varias repeticiones para entenderlo.

Esté preparado: Haga una lista de preguntas – Antes de ir a ver al médico, elabore una lista con los puntos que desea tratar. Por ejemplo, ¿padece de nuevos síntomas que desea comunicarle al médico? ¿Desea vacunarse contra la gripe? Si usted tiene varios puntos que discutir, colóquelos en orden, asegurándose de preguntarle los más importantes primero. Lleve con usted cualquier información que tanto el médico como su personal administrativo puedan requerir, tales como tarjetas de seguro, los nombres de sus otros médicos o sus registros médicos. Algunos médicos sugieren que usted coloque todos los medicamentos que esté tomando, con o sin receta médica y medicamentos herbarios, en una bolsa y que los lleve con usted a la consulta. Otros recomiendan hacer una lista de todo lo que toma.

Asegúrese de que usted puede ver y oír lo mejor posible – Muchas personas mayores utilizan anteojos o audífonos. Recuerde llevar sus anteojos a la consulta médica. Si usted utiliza un audífono, asegúrese de que esté funcionando correctamente y úselo. Infórmele al médico o al personal de la clínica si tiene dificultades para ver u oír. Por ejemplo, usted puede decirle al médico: “Mi problema de audición me dificulta entender todo lo que usted está diciendo.Cuando usted habla despacio le entiendo mejor”.

Considere ir a la consulta acompañado de un familiar o amigo – Algunas veces ayuda que un familiar o amigo lo acompañe a la consulta. Comuníquele a su familiar o amigo con anticipación lo que quiere cubrir en la consulta. Esta persona puede recordarle lo que usted pensaba discutir con el médico, en caso de que usted lo haya olvidado, puede ayudarle a recordar lo que el médico le dijo y hasta tomar nota de lo discutido para que usted lo consulte posteriormente.

Mantenga a su médico al tanto de su salud – Infórmele a su médico cualquier cosa que haya ocurrido con su salud desde la última consulta. Si usted ha sido tratado en una sala de emergencias, comuníqueselo al médico de inmediato. Mencione cualquier cambio de apetito, peso, sueño o niveles de energía. Asimismo, comuníquele a su médico de cambios recientes en cualquier medicina que está tomando o los efectos que ésta haya tenido en usted.

Es posible que su médico le pregunte cómo está su vida. No lo tome a mal, pues no lo hace por curiosidad. La información sobre su vida cotidiana puede de ser de gran utilidad médica. Informe a su médico cualquier cambio drástico o situación de estrés que pudiera estar ocurriendo en su vida, tales como un divorcio o la muerte de un ser querido. No es necesario que entre en detalles. Usted podría hacerle un comentario como por ejemplo: “Creo conveniente que sepa que después de la última consulta, mi hermana falleció” o “Tuve que vender mi casa y mudarme con mi hija”.

Resumen: Prepárese para la consulta

  • Prepárese. Elabore una lista de preguntas.
  • Asegúrese de que puede oír y ver lo mejor posible.
  • Considere ir a la consulta acompañado de un parienteo amigo.
  • Procure mantener a su médico al tanto de su salud.
  • Busque un intérprete si sabe que necesitará uno.

Busque un intérprete si sabe que necesitará uno – Si usted no habla el mismo idioma que habla el doctor que seleccionó o le refirieron, considere traer un intérprete a la consulta. También puede llamar días antes al consultorio y preguntar si alguien puede interpretar para usted ese día. Algunas veces, los médicos piden ayuda a algún miembro del personal administrativo para que interprete. Aún cuando muchos médicos en Estados Unidos saben términos médicos básicos en español, usted se podría sentir más cómodo hablando con alguien que domine su idioma, especialmente cuando se trata de hablar respecto a temas delicados (por ejemplo, sexualidad o depresión). Usted también puede pedirle a un familiar que hable inglés que lo acompañe. Sin embargo, si decide llevar a alguien con usted al consultorio, asegúrese que se sienta cómodo permitiendo que esta persona sepa sobre sus síntomas o condición médica. Finalmente, déjele saber a su médico, su intérprete o al personal administrativo si no entiende su diagnóstico o las instrucciones de su receta médica. No permita que la barrera del idioma lo detenga para hacer preguntas o hablar sobre preocupacionesque todavía no han sido discutidas con su médico.

Compartiendo informacion con su médico

Resumen: Compartiendo información con su médico

  • Sea honesto.
  • Vaya al grano.
  • Pregunte.
  • Dé su punto de vista.

Sea honesto – Resulta tentador decirle al médico lo que usted piensa que él desea oír; por ejemplo, que usted está fumando menos o que está comiendo una dieta másbalanceada de lo que es realidad. A pesar de que esta reacción es natural, esto no le ayuda en absoluto. Su médico podráofrecerle el mejor tratamiento si usted le comunica lo que realmente está ocurriendo.

Vaya al grano – A pesar de que su médico esté dispuesto a hablar con usted en profundidad, cada paciente tiene un tiempo estipulado para la consulta. A fin de aprovechar el tiempo al máximo, vaya al grano. Déle al médico una breve descripción de su síntoma, cuándo comenzó, la frecuencia con la que ocurre y si está mejorando o empeorando.

Pregunte – Preguntar es esencial para obtener lo que usted desea de la consulta. No espere a que el médico responda a una pregunta o mencione un tema del cual usted quiere hablar en específico, pues puede que él o ella no lo haga. Tome la iniciativa y pregunte. Si usted no hace preguntas, su médico puede pensar que usted entiende, por ejemplo, por qué le está mandando a hacerse una prueba en particular o que usted no desea más información. Pregunte cuando no comprenda el significado de una palabra (como aneurisma, hipertensión, esguince o torcedura) o cuando las instrucciones no sean claras (por ejemplo, ¿tomarse la medicina ‘con las comidas’ significa antes, durante o después de comer?). Usted puede decirle al médico: “Quiero asegurarme de que le he entendido bien. ¿Me lo podría explicar en más detalle?” También le podría ayudar el repetir lo que usted cree que el médico quiso decir, pero usando sus propias palabras y preguntarle: “¿Estoy en lo cierto?” Si le preocupan los costos de la consulta o los medicamentos, hágaselo saber también.

Dé su punto de vista – Su médico necesita saber si el tratamiento está funcionando o no. Él no puede leer sus pensamientos, por lo tanto es importante que usted le informe al respecto. Infórmele si usted se siente que lo está apresurando durante la consulta, o si está preocupado o incómodo. Trate de expresar sus sentimientos en forma positiva. Por ejemplo, “Sé que usted tiene muchos pacientes esperando, pero esto realmente me preocupa. Me sentiría mucho mejor si pudiéramos discutirlo en más detalle”. De ser necesario, menciónele su deseo de regresar a unapróxima consulta para discutir su situación.

Obteniendo información de su médico y otros profesionales del campo de la medicina

Resumen: Obtener información de su médico y de otros profesionales del campo de la salud:

  • Tome notas.
  • Obtenga información por escrito.
  • Recuerde que los médicos no lo saben todo.
  • Evalúe la información en internet.
  • Hable con otros miembros del equipo médico.

Tome nota – Hay casos en los que puede resultar difícil recordar lo que el médico dice, así que tenga a la mano papel y lápiz para anotar los puntos más importantes o pídale al médico que se los escriba. Si usted no puede escribir cuando el médico le está hablando, haga sus anotaciones en la sala de espera después de la consulta. O, con la autorización del médico, lleve con usted una grabadora y grabe la consulta. Grabar lo discutido en la consulta es de especial importancia cuando usted desea compartir los detalles de la consulta
con terceros.

Obtenga información por escrito o grabada – En la medida de lo posible, procure que el médico o su personal le proporcionen instrucciones o recomendaciones por escrito. Pregúntele a su médico si tiene folletos, videos o cassettes de audio, programas de computadora o portales de internet especializados en su enfermedad o tratamientos. Por ejemplo, si su médico le dice que su presión arterial es elevada, él podría suministrarle material impreso que explique las causas de la hipertensión y lo que usted puede hacer para remediarla. Algunos médicos poseen videocaseteras en sus consultorios que el paciente puede utilizar para ver los videos. Pídale a su médico que le recomiende otras fuentes de información, tales como bibliotecas públicas, asociaciones, organizaciones comunitarias y agencias gubernamentales, que puedan tener material escrito o grabado que ustedpudiera utilizar. La internet también puede proporcionarleinformación valiosa sobre su condición de salud.

Evalúe la información en internet – Muchas personas consultan información en internet acerca de problemas médicos y condiciones de salud. Sin embargo, no toda la información que se encuentra allí es de igual calidad. ¿Cómo puede asegurarse de encontrar portales de internet que tengan información precisa y fiable? Las siguientes preguntas pueden servirle de guía a la hora deconsultar un portal de internet destinado a la salud.

Recuerde siempre consultar con su médico acerca de lainformación adquirida por esta vía:

  • ¿Cuáles son las credenciales del autor?¿El autor está afiliado a alguna institución médica de relevancia?
  • ¿Quién revisa el material? Compruebe que exista una junta médica consultora que revise el contenido médico antes de que sea puesto a disposición del público.
  • ¿Se indica el propósito y la misión de la organización que patrocina la información?
  • ¿Hay alguna forma de contactar al patrocinante del portal si se desea obtener información adicional o verificar la información presentada?
  • ¿La publicidad está separada del contenido?
  • Debido a que la información se desactualiza rápidamente, ¿el portal de internet señala la fuente y la fecha de la información?
  • Si usted tiene que inscribirse en el portal, ¿tiene claro cómo va a utilizarse su información personal?
  • Cuando se proporcionan datos médicos, ¿se citan las fuentes? Por ejemplo, es muy fácil decir: “2 de cada 5 médicos concuerdan con…”, pero ¿de dónde han salido estas estadísticas?

Recuerde que los médicos no lo saben todo – Es posible que aún el médico más competente no sepa la respuesta a algunas de sus preguntas. Todavía queda mucho por aprender sobre el cuerpo humano, el proceso de envejecimiento y las enfermedades. La mayoría de los médicos les informan a sus pacientes cuando no tienen una respuesta. También pueden ayudarle a conseguir la información que usted necesita o referirlo a un especialista. Si un médico continuamente le atribuye sus preguntas o síntomas a laedad, piense en la posibilidad de cambiar de médico.

Hable con otros miembros del equipo médico – Hoy en día, la asistencia médica es un trabajo de equipo. Otros profesionales, incluyendo enfermeras, paramédicos, farmacéuticos o terapistas ocupacionales o fisioterapistas juegan un papel activo en su asistencia médica. Estos profesionales pudieran dedicarle más tiempo durante su consulta.

¿La ubicación del consultorio me conviene?

  • ¿Dónde se encuentra ubicado el consultorio?
  • ¿Hay estacionamiento cerca? ¿Cuánto cuesta?
  • ¿Hay rutas de autobuses o de tren cerca?
  • ¿El edificio tiene ascensor? ¿Rampas de acceso para silla de ruedas? ¿La iluminación es apropiada?

 

Publication Date: September 2004
Page Last Updated: September 19, 2011