ARCHIVED= Medicamentos: Úselos con cuidado | National Institute on Aging

Medicamentos: Úselos con cuidado

Cuando Gerardo, de 71 años de edad, regresó a su casa de la farmacia con su más reciente receta, colocó todos sus frascos de píldoras en el mostrador de la cocina y los contó. "Yo tomo cinco medicamentos diferentes y tú tomas cuatro", le dijo a su esposa. "Necesitamos un sistema. Necesitamos saber qué medicamentos tenemos, para qué son y cuándo los debemos tomar".

La medicina moderna ha mejorado nuestras vidas de muchas maneras. Nos ha ayudado a vivir vidas más largas y más saludables. Pero las personas mayores de 65 años de edad deben tener cuidado al tomar medicamentos, especialmente cuando toman muchas drogas diferentes.

¿Qué son medicamentos? ¿Qué son drogas?

Algunas personas se refieren a las píldoras, los líquidos, las cremas o los rociadores que usan como "medicamentos" y otras personas los llaman "drogas". Ambas palabras pueden significar:

  • Medicamentos que usted obtiene en la farmacia con una receta médica
  • Píldoras, líquidos o cremas que usted compra sin receta médica para usarlos de vez en cuando, por ejemplo, para dolores y molestias, resfríos o para la acidez estomacal
  • Vitaminas o suplementos dietéticos que usted toma regularmente

Las drogas que se obtienen sin receta médica se conocen como medicamentos que se pueden comprar sin receta médica. Debido a que mezclar ciertos medicamentos puede causar problemas, asegúrese de informarle a su médico sobre todas las drogas que usted está tomando, tanto las que son de receta médica como los medicamentos comprados sin receta médica.

Cuando visita el consultorio de su médico

Si usted ha ido a ver a su médico porque no se siente bien, el médico puede decidir que un medicamento le ayudará y le dará una receta. Asegúrese de:

  • Informarle al médico o enfermera sobre todos los medicamentos que usted toma siempre que le receten una nueva droga.
  • Recordarle a su médico o enfermera sobre sus alergias o cualquier problema que usted tenga con medicamentos, tal como salpullidos, indigestión, mareos o cambios de humor (del estado de ánimo).
  • Entender cómo debe tomar el medicamento antes de empezar a usarlo. Haga preguntas. Puede ser útil apuntar las respuestas.

Preguntas para hacerle al médico sobre un medicamento nuevo

  • ¿Cómo se llama el medicamento y por qué debo tomarlo?
  • ¿Cuántas veces al día debo tomarlo? ¿A qué horas? Si el frasco dice "4 veces al día", ¿quiere decir 4 veces en 24 horas o 4 veces durante las horas del día, sin contar las noches?
  • ¿Debo tomar el medicamento con o sin comida? ¿Hay algo que no debo beber o comer cuando tomo este medicamento?
  • ¿Qué significa "tal y como sea necesario"?
  • ¿Cuándo debo dejar de tomar el medicamento?
  • Si se me olvida tomar el medicamento, ¿qué debo hacer?
  • ¿Qué efectos secundarios puedo esperar? ¿Qué debo hacer si tengo algún problema?

Pregúntele al farmacéutico

Su farmacéutico es una parte importante de su equipo de cuidados de salud. Si usted tiene preguntas sobre su medicamento después de haber salido del consultorio del médico, el farmacéutico puede contestar muchas de esas preguntas. Por ejemplo, el farmacéutico le puede decir cómo y cuándo debe tomar su medicamento, si una droga puede cambiar cómo otro medicamento que usted está tomando funciona y qué efectos secundarios puede tener. Además, el farmacéutico puede contestar preguntas sobre los medicamentos que se pueden comprar sin receta médica.

Trate de comprar todos sus medicamentos recetados en la misma farmacia para que así sus archivos estén en un solo lugar. El farmacéutico mantendrá un registro de todos sus medicamentos y le podrá decir si una nueva droga le puede causar problemas. Si no le es posible usar una sola farmacia, enséñele al nuevo farmacéutico su lista de medicamentos y drogas compradas sin receta médica cuando le entrega su receta.

Cuando su receta médica va a ser preparada:

  • Dígale al farmacéutico si a usted le cuesta trabajo tragar píldoras. Es posible que haya un medicamento líquido. No mastique, parta o triture las tabletas sin antes averiguar si la droga aún funcionará si hace cualquiera de esas cosas.
  • Asegúrese que puede leer y entender el nombre del medicamento y las instrucciones en el envase y en las etiquetas de advertencia con colores codificados de los frascos. Si la etiqueta es difícil de leer, pídale al farmacéutico que use letras más grandes.  
  • Verifique que puede abrir el envase. Si no, pídale al farmacéutico que ponga los medicamentos en frascos que son más fáciles de abrir.
  • Pregunte si hay instrucciones especiales que indican adónde guardar el medicamento. Por ejemplo, ¿debe ser guardado en el refrigerador o en un lugar seco?
  •  Revise la etiqueta de su medicamento antes de salir de la farmacia. La etiqueta debe tener su nombre y las instrucciones indicadas por su médico. Si no es así, no acepte el medicamento y hable con el farmacéutico.

¿Medicamentos genéricos o con nombre de marca?

Cuando entrega su receta médica para que la preparen, a veces usted puede escoger entre una droga genérica o una con nombre de marca. Los medicamentos genéricos y los de marca son parecidos porque funcionan de la misma manera en el cuerpo. Contienen los mismos ingredientes activos, o sea, la parte del medicamento que lo hace funcionar. Una droga genérica es igual a la droga de marca en cuanto a dosificación, seguridad, potencia, calidad, la manera en que funciona, la manera en que se toma y la manera en que debe ser usada. Las drogas genéricas usualmente cuestan menos.

Si usted quiere una droga genérica, pregúntele a su proveedor de cuidados de salud si esa opción existe. No todas las drogas están disponibles en forma genérica y puede haber razones médicas por las cuales su médico prefiere el medicamento de marca.

Ahora es su turno

Su médico le ha recetado un medicamento. El farmacéutico ha preparado la receta. Ahora es responsabilidad suya tomar el medicamento de manera segura. Los siguientes consejos le pueden ayudar:

  • Haga una lista de todos los medicamentos que usted toma, inclusive los productos que pueden ser comprados sin receta médica y los suplementos dietéticos. Enséñesela a todos sus proveedores de cuidados de salud, inclusive a los terapeutas físicos y dentistas. Mantenga una copia en su botiquín y una en su billetera o cartera. La lista debe incluir: el nombre de cada medicamento, el médico que lo recetó, la razón por la cual fue recetado, la cantidad que toma y las veces que lo toma.
  • Lea y guarde en un solo lugar toda la información escrita que trae el medicamento.
  • Tome su medicamento en la cantidad exacta y a la hora que su médico le recetó.
  • Llame a su médico inmediatamente si tiene problemas con su medicamento o si le preocupa que le está haciendo más mal que bien. Es posible que su médico pueda cambiarle la receta por otra diferente que le funcione mejor a usted.
  • Use algo que sirva como una ayuda de memoria para acordarse de tomar sus medicamentos a tiempo. Algunas personas usan las horas de comida o la hora de acostarse para acordarse de tomar sus medicamentos. Otras personas usan diagramas, calendarios y estuches semanales de píldoras. Encuentre un sistema que le funcione a usted.
  • No omita una dosis o tome la mitad de una dosis para ahorrar dinero. Hable con su médico o farmacéutico si no puede cubrir el costo del medicamento recetado. Es posible que hayan opciones menos costosas o programas especiales para ayudar con el costo de ciertas drogas.
  • Evite mezclar alcohol y medicamentos. Es posible que algunos medicamentos no funcionen correctamente o le hagan sentirse mal si los toma con alcohol.
  • Tome su medicamento hasta que se haya terminado o hasta que su médico le diga que puede dejar de tomarlo.
  • No tome medicamentos que le han sido recetados a otra persona ni dé los suyos a alguien más.
  • No tome medicamentos en la oscuridad. Para evitar cometer un error, encienda la luz antes de alcanzar sus píldoras.
  • Revise la fecha de vencimiento de sus frascos de medicamentos. Probablemente su farmacéutico le pueda decir cómo desechar medicamentos que usted ya no necesita o cuyas fechas de vencimiento han expirado. Puede ser que el farmacéutico pueda desecharlos por usted.
  • Asegúrese de guardar todos los medicamentos y suplementos fuera de la vista y fuera del alcance de los niños. Además, no tome sus medicamentos enfrente de niños pequeños; ellos pueden tratar de copiar lo que usted hace.

La compra de medicamentos por medio del Internet

Los medicamentos pueden costar mucho. Si usted tiene un plan de drogas ofrecido por su seguro médico, probablemente puede ahorrar dinero comprando los medicamentos por medio de ese plan, en vez de comprarlos en la farmacia de su vecindario. O es posible que usted esté pensando en comprarlos en el Internet. ¿Pero cómo puede saber cuáles sitios del Internet son seguros y fiables? La Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) tiene más información sobre la compra de medicamentos y productos médicos por medio del Internet. (Consulte la sección titulada Para más información).

Planes de Medicare para drogas recetadas

El Medicare tiene planes para drogas recetadas para aquellas personas que tienen Medicare con el fin de ayudarles a ahorrar dinero cuando compran medicamentos. Para obtener información, por favor llame al 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227) o visite el sitio web de Medicare: www.medicare.gov.

¿Qué información hay sobre los medicamentos que se pueden comprar sin receta médica?

Muchas de las ideas presentadas en esta hoja de información también son ciertas para las drogas que se pueden comprar sin receta médica, como medicamentos para aliviar la tos, resfríos, alergias, dolores y acidez estomacal. Tenga cuidado cuando toma uno de estos medicamentos que se pueden comprar sin receta. Por ejemplo, no tome un producto para la tos y resfrío si sólo tiene secreciones de la nariz y no tiene tos. Además, consulte con su médico antes de tomar aspirina si está tomando un medicamento anticoagulante (para adelgazar la sangre) porque la aspirina también retrasa la formación de coágulos sanguíneos. Otras cosas que debe recordar:

  • Mida la dosis de un medicamento líquido que se puede comprar sin receta médica tan cuidadosamente como cuando mide la dosis de una droga recetada. Use una cuchara con medida, ya que las cucharas usadas para comer varían de tamaño.
  • Tenga cuidado—los medicamentos que se pueden comprar sin receta pueden tener efectos secundarios.
  • Tome la cantidad sugerida en la etiqueta. Si no se siente mejor, visite a su médico.
  • Lea la etiqueta—aun si ha usado el producto anteriormente. La información importante puede cambiar.

Recuerde, los medicamentos—ya sea los recetados o los que se pueden comprar sin receta—que son lo suficientemente potentes para curarlo, también pueden ser lo suficientemente potentes para perjudicarlo si no se usan de manera correcta. Aprenda a ser un consumidor inteligente de medicamentos.

Para más información

Éstas son algunas fuentes útiles de información:

Agency for Healthcare Research and Quality
(Agencia para la Investigación y la Calidad de Ciudad de la Salud)

540 Gaither Road, Suite 2000
Rockville, MD 20850
1-301-427-1364
www.ahrq.gov/consumer/espanoix.htm

Centers for Medicare and Medicaid Services
(Centros de Servicios de Medicare y Medicaid)

7500 Security Boulevard
Baltimore, MD 21244-1850
1-800-633-4227 (Línea gratis)
1-866-226-1819 (TTY/Línea gratis)
http://es.medicare.gov/default.aspx

Food and Drug Administration
(Administración de Drogas y Alimentos)

10903 New Hampshire Avenue
Silver Spring, MD 20993-0002
1-888-463-6332 (Línea gratis)
www.fda.gov/oc/Spanish

Partnership for Prescription Assistance
(La Alianza para la Asistencia con los Medicamentos Recetados)

1-888-477-2669 (Línea gratis)
www.pparx.org/es

Para más información sobre la salud y el envejecimiento, comuníquese con:

National Institute on Aging Information Center
(Centro de Información del Instituto
Nacional Sobre el Envejecimiento)

P.O. Box 8057
Gaithersburg, MD 20898-8057
1-800-222-2225 (Línea gratis)
1-800-222-4225 (TTY/Línea gratis)
www.nia.nih.gov/espanol

Nuestro sitio de Internet tiene información sobre una gran variedad de temas de salud. En este sitio usted puede también ordenar publicaciones y subscribirse para recibir comunicados electrónicos.

Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento
Institutos Nacionales de la Salud
Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos

Marzo 2009: Traducido de inglés a español

Marzo 2009: Inglés

Publication Date: March 2009
Page Last Updated: September 23, 2013