Buena Salud

Nunca es tarde para comenzar a hacer ejercicio

Un domingo por la mañana...

Lucy, Teresita, y Pepe

Lucy: Hola, Teresita, qué alegría verte. ¿Dónde te habías metido?

Teresita: Hola, Lucy, bueno es que ahora ando...


Lucy, Teresita, Carmen, y Pepe

Carmen: Ahora anda tan ocupada que casi ni la veo.

Teresita: ¡Ya vas a comenzar, hija! ¿No te cansas de regañarme?

Carmen: Pero es verdad, ¡mami!


Lucy, Teresita, Carmen, y Pepe

Teresita: En fin, Lucy, no le hagas caso. Los hijos son unos egoístas.

Lucy: En todo caso, no sé que estás haciendo, pero te ves divina. ¡Pareces como de quince!

Pepe: Bueno, mi'ja, ¡no exageres!

Lucy: Pepe, como ves, no cambia.


Teresita y Lucy

Teresita: Cuéntame de tu vida. ¿Cómo estás?

Lucy: Bueno, he tenido problemas con mi salud. Tengo la presión alta. Y Pepe tiene el azúcar alta.


Teresita y Lucy

Lucy: ¿Te imaginas, comadre? Ahora a hacer dieta y a vivir la vida con más calma.

Teresita: ¡Y con mas ejercicio!

Lucy: No, eso no. No estoy como para hacer ejercicio. Y menos Pepe.


Teresita y Lucy

Teresita: Pero si el ejercicio es vida. Te anima. Te ayuda a superar los problemas de salud.

Lucy: ¿Qué ánimo, comadre? Si vivimos tan desanimados.


Teresita y Lucy

Teresita: Lucy, mañana voy a tu casa y te cuento acerca de nuestro grupo de ejercicio. A ver si te interesa.

Lucy: Bueno... pero a Pepe no le va a gustar la idea.

Teresita: A Pepe déjalo de mi cuenta...

Fecha de publicación:
Última actualización: Octubre 24, 2011