Exención de responsabilidad

La información que se encuentra en este sitio de Internet, del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés), incluye hipervínculos e indicadores a información que a sido creada y es administrada por otras organizaciones públicas y/o privadas. El NIA facilita estos hipervínculos solamente para obtener otra información y para la conveniencia de nuestros usuarios. Cuando los usuarios seleccionan un hipervínculo de un sitio de Internet el cual es externo, estarán saliendo de nuestra página y estarán sujetos a las limitaciones de privacidad y las reglas impuestas por los dueños y/o patrocinadores de ese sitio de Internet.

El NIA no controla o garantiza la veracidad, relevancia, regularidad o exactitud de la información contenida en los sitios de Internet de los cuales se proveen hipervínculos.

El NIA no se hace responsable de las organizaciones que patrocinen otras páginas de Internet, en su sito de Internet y tampoco avala las opiniones que expresen y servicios/productos que estas ofrezcan.

El NIA no puede autorizar el uso de materiales con derecho de autor que se encuentren en los sitios de Internet de los cuales nosotros proveemos un hipervínculo. Los usuarios deberán obtener la autorización apropiada por medio de los patrocinadores de la misma.

El NIA no es responsable de transmisiones, recibidas por nuestros usuarios, enviadas de parte de los sitios de Internet de los cuales nosotros proveemos un hipervínculo y que hayan sido accedidos durante su visita a nuestro sitio.

El NIA no garantiza que los sitios de Internet de los cuales nosotros proveemos un hipervínculo, están en cumplimiento con la sección 508 (Requerimientos de Accesibilidad) del Acta de Rehabilitación del Gobierno de los Estados Unidos.

No es la intención del NIA proveer consejería médica, sino más bien, proveer información a los usuarios para que puedan comprender mejor su estado de salud y entender las enfermedades que les hayan sido diagnosticadas. No se proveerán consejos médicos individualizados y el NIA recomienda que los usuarios consulten a un médico y cirujano para obtener un diagnostico y respuestas a preguntas personales.

Durante su visita a nuestro sitio de Internet, su navegador puede producir avisos publicitarios que aparecen repentinamente en ventanas emergentes llamadas en inglés pop-ups. Es probable que estos avisos sean producidos por las otras páginas que usted visitó anteriormente, o por programas de terceros instalados en su computadora. El NIA, así como otras agencias del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (DHHS, por sus siglas en inglés), no avalan ni recomiendan los productos o servicios que aparecen en las ventanas emergentes que aparezcan en su pantalla, mientras usted visita nuestro sitio de Internet.